web analytics

Hasselblad lunar, alta tecnología por un puñado de rocas

Por Juan Castromil ,

Algunas curiosidades sobre la cámara que Hasselblad diseñó especialmente para el Apollo 11

La única Hasselblad 500 ELs que viajó en la misión espacial del Apollo 11 de la NASA contaba con una serie de modifcaciones exclusivas para su misión . Sin embargo ninguna de estas características la libró de ser abandonada en la supercie lunar a cambio de unas rocas lunares que ocuparon su preciado peso en el viaje de vuelta del módulo lunar.

Buzz Aldrin nos confirmó en nuestro encuentro que él mismo dejó la cámara en el suelo (junto con otro material científico) Pero probablemente él no sabía que… la Hasselblad 500 ELs contaba con una placa Reseau que marcaba las capturas con cruces cada 10 mm con el fin de poder medir posteriormente las distancias angulares entre los objetos fotografiados. Y esto no fue lo único diferente, ya que se diseñó un objetivo exclusivo para la NASA, el Biogon 60 mm-f/5,6 que contaba con un filtro polarizador desechable (posteriomente se comercializó en la Tierra). El cuerpo de la cámara tenia un acabado metálico que lo hacía más resistente a los golpes y a los  cambios de temperatura, y los resplados de película contaban con una resistencia mejorada y un enganche que los anclaba al traje espacial. También se modificaron algunos detalles para que la cámara no acumulara electricidad estática (cosa muy probable en el espacio) y para que las partes mecánicas siguiesen moviéndose incluso a las bajas temperaturas espaciales.

Esa única primera cámara lunar reposa eternamente en el Mar de la Tanquildad debido a que el modulo Eagle tenía que compensar el peso de las rocas lunares que habían recogido, y por lo tanto abandonaron allí el material prescindible (cosa que no ocurrió por ejemplo con los respaldos que guardaban la película expuesta)

Compartir en: