web analytics

HackRF One, el accesible gadget que hackea la seguridad de los coches

Cuesta unos 300 euros en tiendas como Amazon y se está usando para robar coches interceptando las señales de los mandos

Por Manu Contreras ,

La seguridad de los coches se mide normalmente en cómo queda el habitáculo tras un accidente de tráfico, pero también debemos tener en cuenta la seguridad que rodea al coche, sobre todo aquella que se usa para evitar el robo del coche. Con un simple gadget que cualquiera puede comprar en Amazon, se puede abrir un vehículo interceptando la señal de la llave.

HackRF One es un gadget fabricado por Great Scott Gadgets, una caja con antenas que a simple vista no es nada llamativa, pero que permite interceptar señales mediante radiofrecuencia, como la que usan la mayoría de mandos de coches usan.

Este gadget recibe, graba y emite señales de radiofrecuencia, por lo tanto si alguien quiere robar un coche, o por lo menos abrir la puerta para robar en su interior, tan solo debe estar relativamente cerca de una persona que use el mando para grabar su señal. Se programa para que reproduzca la misma señal que ha almacenado y, voila, el coche se abre.

Requiere ciertos conocimientos poner en funcionamiento uno de estos aparatos, pero como en todo en internet, existen cientos de manuales y de vídeos en YouTube que explican paso a paso a usar un HackRF One.

Este aparato no es nuevo, lleva varios años a la venta y se han realizado charlas acerca de HackRF One. El famoso hacker Samy Kamkar demostró la nula seguridad de los coches con sus llaves en una conferencia de 2015. Desde entonces, la fama de este gadget no ha parado de crecer, siendo una de las peores pesadillas para los fabricantes de coches.

Aunque podría parecer algo ilegal tener este aparato, su uso puede ser muy variado, de la misma forma que un ordenador puede usarse para navegar por internet o para crear un ataque que desactive servidores en la otra punta del planeta, se trata de una herramienta, depende de la persona que lo use.

Este vídeo muestra cómo se usa un HackRF One, simplemente grabando la señal del mando y reproduciéndola de nuevo, como si se tratase de un archivo de audio. Existe la posibilidad de ahorrarse el uso de un portátil para utilizarlo, hay aplicaciones para Android que hacen más fácil su utilización.

La seguridad informática de los coches, sobre todo aquellos que están conectados a internet, está lejos de ser una de las grandes prioridades de los fabricantes. El gran ejemplo es el de dos programadores, que lograron tomar el control de un Jeep de forma remota, como demostraron para Wired.

En este caso el truco requiere estar cerca del dueño del coche, que use el mando a distancia, capturar la señal y después hacerse con él, pero es algo que está pasando hoy en día y que cada vez se hace más común al tener herramientas más baratas.

+ Info | Great Scott Gadgets

Compartir en:

Últimos vídeos