web analytics

Europa quiere que apps como WhatsApp tengan una puerta trasera

La Comisión Europea quiere que apps como WhatsApp, Telegram, iMessage o Signal tengan una puerta trasera para la Policía

Por Manu Contreras ,
Foto (CC) Pixabay

El atentado de Londres donde murieron cuatro personas abrió un debate en Europa: ¿deben las aplicaciones como WhatsApp que cifran las conversaciones tener una puerta trasera para que la Policía pueda leerlas? Según la ministra del Interior de Reino unido, sí. Según la Comisión Europea, también.

La comisaria de justicia de la Unión Europea Věra Jourová propondrá en junio “tres o cuatro” opciones para que las empresas agreguen una puerta trasera y así la Policía pueda saber qué usuarios hablan con otros en caso de una investigación.

Europa intentará obligar mediante leyes a crear puertas traseras en estas aplicaciones, pero hasta ahora todos los intentos por los gobiernos de otros países han sido en vano. Ni siquiera un juez puede obligar a estas empresas a revelar el contenido de las conversaciones al ser imposible leerlas, pero en cambio, sí que pueden obligarlas a darles metadatos que indicarían qué usuario se conecta con otro.

Algunas empresas han creado un complicado sistema para que un cuerpo de seguridad o país que quiere recibir esa información, deba interponer la denuncia en el estado donde está su sede central, normalmente California, en vez de en el propio país desde donde se está realizando la investigación.

Hace un año WhatsApp agregaba el cifrado de extremo a extremo más robusto que se conoce con la ayuda de Whisper Systems, los creadores de Signal. Desde entonces, todas las conversaciones, archivos, llamadas y videollamdas están cifradas, haciendo imposible que alguien pueda leer el contenido si intercepta los datos.

WhatsApp se vuelve indescifrable

La popularidad de las aplicaciones de mensajería con cifrado de extremo a extremo ha hecho más difícil el trabajo de las investigaciones policiales, que ahora tienen que buscar otras formas de interceptar las conversaciones, infectando directamente los móviles. Pero este cifrado también ha hecho más seguras las conversaciones de la grandísima mayoría de usuarios que no ha hecho nada malo.

Las empresas tecnológicas responsables de estas aplicaciones lo siguen teniendo claro, no hay forma de crear una puerta trasera para la Policía sin que acabe siendo usada por alguien con malas intenciones. Una vez abres la puerta, la abres para todos.

+ Info | The Register

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: