web analytics

Este robot policía no puede más y se suicida

Knightscope K5, un robot diseñado para patrullar edificios acaba en una fuente y es incapaz de levantarse

Por Manu Contreras ,
Foto: @jjvincent

¿De qué sirve un robot policía que no sabe dónde no debería pisar? Knightscope K5 es un robot diseñado para patrullar edificios y grandes superficies que acaba de tener un incidente muy vergonzoso.

En un edificio de Washington DC, encontraron que su robot de vigilancia Knightscope K5 se había caído y era incapaz de levantarse. El robot, acabó medio sumergido en una fuente. Se necesitaron dos vigilantes (de carne y hueso) para levantarlo y llevarlo a una estancia donde secarlo, aunque parece que no ha vuelto a funcionar.

Este Knightscope K5, con un diseño bastante extraño más parecido a un huevo que algo a lo que tener respeto, tiene una serie de cámaras y sensores capaz de reconocer cuándo se está produciendo una situación de alarma. Por ejemplo, es capaz de detectar personas nerviosas que podrían crear un momento de caos, al igual que detecta armas o sonidos que podrían asemejarse a disparos, dando la voz de alerta a las autoridades.

¿Qué pasa cuando uno de estos K5 acaba en una fuente, se le tapa o simplemente se le da una patada para tumbarlo? Acaba siendo inservible, aunque cuando esto pasa envía una alerta a la empresa.

El robot tiene sensores de todo tipo que en teoría debería impedir que esto pase. Las cámaras, el sistema de infrarrojos, cámara térmica, Lidar y radar se supone serían suficientes para evitar cualquier obstáculo, como unas escaleras.

+ Info | The Verge

Compartir en: