web analytics

En pocos años en tu casa habrá 50 cosas conectadas a Internet… aparte de ti

En el 2022 se estima que habrá más de 50 objetos conectados a la Red en un hogar medio en lo que se ha venido en llamar el "Internet de las Cosas"

Por Alberto Egea @albertoegea ,
Bombillas Phipis Hue

theinternet

Lo que se ha venido a llamar “El Internet de las cosas” está mucho más cerca de lo que pensamos. Sin darnos cuenta en el hogar cada vez tenemos más objetos conectados a la Red, así ahora dando un rápido vistazo a nuestro hogar podemos encontrarnos con casi 10 objetos que ya usan la conectividad continua: Smart TV, el móvil, la tablet, algunos libros electrónicos, algunas radios, las consolas de videojuegos, etc.

Según la consultora Gartner actualmente en un hogar de 4 miembros habría al menos unos 10 objetos conectados a Internet y según algunas estimaciones esta cifra se va a multiplicar por 5 en apenas 10 años.

Puede que ver frigoríficos o lavadoras con conexión a Internet aún nos provoque escepticismo pero hay algo que en los últimos años ha conseguido dar un empujón definitivo a la expansión del Internet de las Cosas y esto son las famosas apps para móviles. Gracias al boom de estas pequeñas aplicaciones los fabricantes han encontrado la vía para facilitar la interfaz de uso de estos electrodomésticos y otros aparatos al tiempo que permite un mejor control por parte del usuario.

Las cosas que veremos conectarse a Internet en los próximos años van a ser muy variadas, pero hoy día ya existen multitud de aparatos que nos dicen por donde van a ir las tendencias.

Termostato inteligente Nest

Uno de mis favoritos (y de multitud de geeks) es Nest, un estético y pequeño controlador de temperatura para el hogar que permite conectarlo a Internet y mediante el iPhone o el móvil Android de turno controlar la temperatura que queremos en casa. Además recuerda nuestros gustos, hace un histórico de las temperaturas, etc. Cuesta a partir de 200 dólares y hay que reconocer que da un toque mucho más tech que la simple ruedita para subir y bajar la temperatura del termostato tradicional.

Pero el control del hogar se extiendo, ya hemos visto en Clipset aparatos como el Koubachi, un sensor que nos dice cuando hay que regar las plantas. En Samsung presentaron en el CES una lavadora y una secadora que lejos de tener una gran pantalla para conectarse a Internet (algo que, seamos sinceros, llamará mucho la atención en ferias y a los telediarios, pero es poco útil) lo que permite es controlar el inicio y el fin del lavado desde una app del móvil, permitiendo incluso elegir la temperatura.

Lavadora y secadora con conexión Internet de Samsung

Pero todo esto es sólo el princpio, según los directivos de Ayla Networks, una empresa que crea chips que permiten conectar casi cualquier cosa a Internet, la adopción del “Internet de las cosas” va a ser muy rápido. Según explican, el haber eliminado la necesidad de disponer de una pantalla táctil para cada aparato y ser sustituida ésta por nuestro móvil o tablet hace que los precios caigan rápidamente. Según explican, en unos 18 meses, sus chips podrían estar en diferentes aparatos por menos de 5 dólares.

Ya trabajan con diversos fabricantes en cosas como comederos para mascotas que se abren a distancia por Internet o bombillas que se controlan con nuestro móvil. En este último campo Philips ya ha presentado su sistema de bombillas Hue, que mediante una app de móvil pueden apagarse, encenderse, programarse e incluso cambiar el tipo de iluminación.

Internet of things Philips HUE

Ante lo que parece una revolución imparable, la duda entra en dos aspectos. El primero la seguridad, todos estos objetos conectados a la Red pueden recoger diversa información personal para el que las actuales leyes y sistemas aún no están preparados. El segundo tema es cómo interactuarán entre si los diversos aparatos. Podemos vernos al final con 1001 apps en nuestros móviles para manejar cada uno de los objetos que tenemos en casa pero que no se aprovechen las posibles sinergias que podrían establecerse entre ellos. Quizás que la nevera no se abra si nuestro pulsera Fitbit dice que hemos sobrepasado nuestras calorías diarias sea demasiado, pero si encender las luces si bajo las persianas o encender el riego si las plantas están secas.

 

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en:

  • No inventen, si ahora las personas en su mayoria son gordas, no me quiero imaginar en esos entonces como estaremos, lo unico delgado que tendremos serán nuetros pulgares. :$

  • JM

    En un futuro no muy lejano todos los aparatos tecnológicos podrán ser controlados por red, sea Internet, la red de redes o una red interna suficiente segura como para no permitir el encendido, apagado o falta de control por ajenos al domicilio… Ya se verá entonces.

  • Pingback: Apple también quiere meterse en el hogar domótico | Clipset()