web analytics

Discos duros híbridos de Western Digital, lo mejor de SSD y HDD

Western Digital presenta los nuevos discos duros híbridos, con tecnología flash y discos magnéticos, de 5 milímetros de grosor

Por Joaquín Alviz @rayjaken ,

Disco híbrido, Western Digital

El adjetivo híbrido seguramente te haga pensar en coches eléctricos, ¿verdad? Pues ahora también pensarás en discos duros. Y es que, si a la hora de elegir un disco duro para tu equipo tenías dudas entre la velocidad de los dispositivos SSD o la capacidad de los discos magnéticos, Western Digital quiere ayudarte a tomar la decisión adecuada: quédate con los dos, elige un disco duro híbrido que combina lo mejor de… ambas tecnologías.

Últimamente se están poniendo de moda los discos de estado sólido SSD, por su altísima velocidad a la hora de acceder a los datos. Por contra, su elevado precio hacen de ellos sistemas de almacenamiento básicamente dedicados a albergar el sistema operativo y poco más, porque el giga de memoria se paga caro en estos sistemas. Estos discos son especialmente adecuados en ordenadores portátiles, ya que resisten mejor los golpes y consumen menos energía, al no tener piezas móviles. Además, el grosor típico de estos dispositivos ronda los 9’5mm, por lo que encajan mejor incluso en portátiles ultra delgados.

Por su parte, los discos duros magnéticos tradicionales tienen un coste mucho menor, pero son más lentos a la hora de acceder a la información. Además, son más gruesos, y cuentan con piezas móviles, lo que les hace más sensibles y menos indicados para su uso en equipos portátiles (especialmente en los más delgados).

Tecnología híbrida

Para no poner al usuario en la difícil situación de tener que elegir entre uno de los dos sistemas que acabamos de ver, ahora comienzan a fabricarse discos duros híbridos que hacen uso de sistemas de memoria flash y de almacenamiento magnético, para obtener lo mejor de ambos mundos. Y en este sentido, Western Digital ha apostado por la innovación, anunciando unos nuevos discos de 2’5 pulgadas y tan sólo 5 milímetros de grosor (o sea, casi la mitad de grosor que los discos SSD tradicionales), que combinan almacenamiento flash NAND MLC para conseguir una velocidad de acceso a los datos similar a la de los discos SSD, y discos magnéticos para obtener una capacidad de almacenamiento mayor.

Disco híbrido, Western Digital

Se utiliza un sistema de almacenamiento por niveles, de manera que los datos a los que más se acceden (conocidos como “hot data”) son gestionados a través de la memoria flash (y, por tanto, más rápidamente), mientras que los datos a los que se accede con menor frecuencia (“cold data”) se almacenan en discos magnéticos. Además, la información de la NAND también se copia en los discos magnéticos, por si la memoria flash sufriera deterioro. Con esta tecnología se obtienen un alto rendimiento y una rápida respuesta del sistema, un consumo de energía bajo, una aceptable protección de los datos principales frente a golpes y deterioro, y además se integran perfectamente en equipos portátiles más delgados y ligeros (para lo que Western Digital está trabajando estrechamente con Asus).

Se espera que estos nuevos discos sean presentados el 13 de septiembre, en el Día del Inversor de Western Digital, pero de momento ya podemos empezar a imaginar todos los gigas y gigas que podríamos guardar en 5 milímetros de disco de acceso super rápido. La pregunta es… ¿conseguirán estos nuevos discos frenar la penetración de sus primos, los SSD? El tiempo lo dirá.

+ info

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: