web analytics

Diablo III, el regreso del Mal en forma de rol

Tras 12 años de espera Blizzard estrena Diablo 3 (con algún problema de servidores Battle.net)

Por David Denia ,

diablo3

Diablo III  de Blizzard había convertido en uno de los videojuegos más esperados  de todos los tiempos. Durante este tiempo había sido uno de los reyes del vaporware, pero por fin, tras 12 largos años  de espera,  lo tenemos  al alcance de nuestras manos. De hecho y según confirma Blizzard…

durante las primeras 24 horas después de su lanzamiento se vendieron más de 3,5 millones de copias a los que habría que añadir  los 1,2 millones de descargas de jugadores que contaban con promociones de World of Warcraft. Esto da una idea de lo ansiosos que estábamos por poder  jugar a Diablo III.

diablo3

El juego en si no es muy diferente de su predecesor, Diablo II. La misma jugabilidad, la misma ambientación, gráficos mejorados pero sin ser nada que nos deje con la boca abierta, una banda sonora muy cuidada e inmersiva  y unas escenas cinemáticas impresionantes. Una vez en el juego, partimos con la posibilidad de crear nuestro héroe  pudiendo elegir entre 5 clases diferentes: bárbaro, cazador de demonios, monje, medico brujo, mago. Pero esta vez no somos nosotros los que asignamos los puntos de atributos a nuestros personajes sino que según vamos subiendo de nivel se van desbloqueando una serie de habilidades y diferentes runas para mejorar estas habilidades.

Esto puede parecer  en principio  que le reste un poco de aliciente al juego pero por otro lado evitamos el tener que desechar un héroe al que le hemos “cogido cariño” por una mala elección a la otra de repartir los atributos generados por los puntos de experiencia. Es esta sencillez, unido a su facilidad de manejo  y a la atmosfera que genera, lo que hace que Diablo III se convierta en un título tan adictivo.

Otro  de los puntos clave que podremos ver en breve es la inclusión de una casa de subastas con dinero real. Con lo cual podremos elegir entre comprar o vender objetos con oro ficticio o hacerlo con dinero real. Blizzard por una parte quiere evitar que se generen mercados paralelos que den lugar a estafas y además le permitirá recaudar una sustanciosa comisión por cada objeto vendido.

Aun así no todo van a ser buenas palabras y es que Blizzard ha decidido que para poder jugar a Diablo III necesitaremos una conexión permanente a los servidores de Battle.net, no solamente para jugar en línea con amigos, sino para jugar de manera individual en un intento más de luchar contra la piratería. Esto provoca que nos entren los mil males cuando queramos jugar y encontremos que los servidores de Battle.net estén caídos, algo que esperemos no se dé con demasiada frecuencia aunque a mí ya me ha pasado un par de veces.

Y si queréis saber más del juego os recomiendo que os hagáis con una copia, ¡que yo voy a seguir jugando hasta que me sangren los ojos!

+ info

Compartir en: