web analytics

Detroit pone el punto de mira en el coche autónomo

Los coches autónomos están más cerca que nunca y Detroit aspira a recuperar su industria con ellos

Por Manu Contreras ,
Kit para vehículos desarrollado por Cruise Automation

Kit para vehículos desarrollado por Cruise Automation

Los coches sin conductor o vehículos autónomos son el futuro del transporte. Más eficientes y mejores conductores que nosotros, los extremadamente imperfectos humanos. Estas máquinas pueden conectarse entre ellos, organizarse y mejorar la fluidez del tráfico gracias a internet, y las empresas del motor lo saben. Tan cercana es la revolución de estos coches, que Google ha empezado con su pequeño coche sin conductor de aspecto inofensivo, mientras que los grandes jugadores de esta industria están acelerando e invirtiendo miles de millones para ponerse a la altura.

General Motors ha comprado la startup de San Francisco Cruise Automation, una pequeña y muy joven empresa que se centra en desarrollar la tecnología capaz de convertir cualquier coche en un coche sin conductor.

En un trato valorado en más de 1.000 millones de dólares, General Motors se mete de lleno en el mundo del coche sin conductor, pero porque no le queda más remedio, sus competidores ya le han adelantado.

Ford mostró el pasado enero sus avances en coches autónomos y conectados a tus dispositivos. Los avances que ha hecho Ford, aún en pañales, le permite ponerse en el mapa de este tipo de vehículos.

Esta es una nueva revolución de Detroit, una ciudad extremadamente castigada por la crisis financiera de 2008 y cuya importante industria del motor se ha visto muy afectada. La diferencia es que esta segunda revolución de Detroit, no tiene nada que ver con el diseño, el motor o la eficiencia, tiene que ver con la inteligencia artificial y la tecnología que permite a estos coches conducir sin ayuda.

volvo automovil autonomo

Pero Detroit no lo va a tener tan fácil. California, con su gran comunidad tecnológica en Silicon Valley, quiere ser la nueva sede de la innovación del motor. El caso más claro es Tesla, la empresa de Elon Musk que fabrica el coche 100% eléctrico más popular del mundo y que recientemente ha incorporado un modo de conducción autónoma.

Pero hay más empresas que quieren competir. Apple es una de las empresas que, se rumorea, están investigando en esta industria, la propia Cruise Automation adquirida por GM es otra y entre otras, está Comma.ia, la pequeña startup de George Hotz, más conocido como GeoHot, que se convirtió en la primera persona en hackear un iPhone y una PlayStation 3.

En Europa las cosas van más lentas. Audi presentó hace un par de años un prototipo de un Audi A7 capaz de aparcar solo, el año pasado ya mostraron su primer vehículo, un Audi A9 que podía conducir por autopista sin ayuda de un piloto.

Pero no todo está perdido frente a la tecnología que llega desde EE.UU., el año pasado BMW, DAimler y Audi compraron la empresa de mapas Here, propiedad hasta entonces de Nokia. Y es que los mapas de alta precisión y detalles serán importantísimos para los vehículos autónomos, que hasta ahora funcionan gracias a reconocer las líneas continuas o discontinuas del suelo.

+ Info | Fortune

Compartir en: