web analytics

Los padres YouTuber ‘DaddyOFive’ pierden la custodia de dos hijos por sus ‘bromas’

El canal se suponía que era sobre una familia que se hacían bromas, pero los padres acabaron abusando física y mentalmente a sus hijos

Por Manu Contreras ,

Las bromas nunca salen bien y menos si eres un padre de familia cuyo negocio parece ser hacer bromas a tus hijos menores de edad. Así ha pasado en EE.UU., donde los responsables del canal de YouTube DaddyOFive, los padres de la familia, han perdido temporalmente la custodia de dos de sus hijos por las bromas que les hacían para después subirlas a YouTube.

El caso se ha hecho famoso gracias al youtuber Philip DeFranco, con más de 5 millones de suscriptores, al mostrar en su famoso canal cómo estos padres podrían estar abusando de sus hijos con el fin de lograr más visualizaciones de sus vídeos.

Heather Martin y los cinco hijos de la familia a los que hacían ‘bromas’. Captura: YouTube/DaddyOFive

Las bromas no eran graciosas, más bien pesadas y haciendo sufrir a algunos de sus hijos hasta el punto de romper a llorar o de tener ataques de ira. En una ocasión una de las bromas era decirle a uno de sus hijos que otra familia le había adoptado, o le echaban en cara que hubiese tirado excrementos por el suelo cuando no había hecho nada.

Los padres, Mike y Heather Martin, al encontrarse con las primeras críticas de Philip DeFranco, rechazaron que los niños fuesen abusados de alguna forma y calificaron los vídeos de simples bromas. En uno de los vídeos el padre comentaba que cuantos más personas viesen sus vídeos, más marcas les enviarían cosas gratis, haciéndoles partícipes de su propia trampa.

Vídeo de Phlilp DeFranco denunciando el abuso de “DaddyOFive”.

En otros vídeos se pueden escuchar insultos o incluso como el padre tira a uno de sus hijos con fuerza ante una estantería. Estos abusos físicos y psicológicos a estos niños han provocado que dos de sus hijos ahora estén bajo la custodia de su madre biológica.

Tras las críticas y el drama generado en YouTube, además de una posible investigación de asuntos sociales a la familia, los dos padres decidieron disculparse y cerrar el canal, retirando todos los vídeos.

No ha servido de mucho eliminar los vídeos, ahora hay en YouTube decenas de recopilaciones de los abusos que realizaron a sus hijos, además, Philip DeFranco descargó todo su canal para que las autoridades pertinentes pudiesen ver los vídeos donde a los niños se les gastaban “bromas”.

El pasado 28 de abril los dos padres anunciaron que la Policía de Maryland había iniciado una investigación por posibles abusos a menores.

+ Info | BBC

Compartir en: