web analytics

CUPID, el drone con una pistola de alto voltaje, quiere ser la policia del futuro

CUPID es un drone autónomo capaz de detectar intrusos y disparar un dardo de 80.000 voltios para paralizarlos

Por Juan Castromil ,

tumblr_n26n5z1xxI1qft3eko1_500

El SXSW ha comenzado fuerte este año. Uno de los primeros gadgets que se han presentado es el drone CUPID, cuyo nombre es una alegoria a Cupido, solo que en vez de flechas del amor lo que dispara son flechas de alto voltaje que paralizan una persona. Vamos, lo que comunmente se conoce como una pistola taser de 80.000 voltios.

dscf1350.0_cinema_1200.0

Chaotic Moon es el responsable de CUPID (Chaotic Unmanned Personal Intercept Drone) que además es capaz de volar de forma autonoma sin piloto remoto, con lo que podría convertirse en un perro guardían o vigilante de seguridad autónomo. Aunque según sus responsables CUPID no está destinado a la venta, sino a la simple demostración de las capacidades de los drones, no nos cabe duda de que algunos ya habrán tomado buena notta del detalle taser.

http://www.youtube.com/watch?v=vgt9ElQZ-cc

Con CUPID queda demostrado que el futuro de los drones es tan amplio y prometedor como la imaginación humana. Por un lado encontramos los drones salvavidas, pero por otro los drones más violentos destinados a hacer daño. Por no hablar de los dornes espías. Vamos que a poco que nos descuidemos vamos directos a un futuro cuya evolución puede ser Cupid, Robocop, Minority Report, Skynet y fin de la raza humana.

CUPID cuenta con seis rotores con seis láminas de fibra de carbono, un taser remoto, un posicionador GPS, baterías de 6400 mAh, una cámara GoPro Hero 3, sistema de visón remoto en primera persona y dos pinzas

+ info | gizmodo.

 

Compartir en:

  • Casandra

    MQ-8B Fire Scout+ Active Denial System

    El Northrop Grumman MQ-8 Fire Scout es un no tripulado autónomo helicóptero desarrollado por Northrop Grumman para su uso por las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos .

    Active Denial System, lanza un rayo invisible con una frecuencia de 95 GHz que penetra en la piel aproximadamente 2 milímetros, pero suficiente como para producir la misma sensación como si te estuviesen quemando en la hoguera, tiene un alcanza de casi 500 metros, superando notablemente las pelotas de goma y los gases lacrimógenos, métodos tradicionales para reprimir manifestaciones.