web analytics

Crea tu propio CSI (5º parte): la nariz electrónica

Por Juan Castromil ,

Un buen investigador siempre ha de dejarse llevar por su olfato, pero si este falla no hay que preocuparse demasiado porque, para ello, ahora puedes contar con SensorfreshQ, una nariz electrónica que tal vez no te ponga sobre la pista más adecuada para resolver un robo, pero que te servirá para determinar si los alimentos que llevan tiempo en la nevera aún pueden ser consumidos sin riesgo.

El cacharrillo en cuestión mide la actividad bacteriana de carne cruda, procesando 2000 muestras en un minuto. Justo después emite su veredicto a través de tres LEDs de colores. Si se enciende el verde está fresco, si es el amarillo cómetelo pronto, si es el rojo mejor tíralo a la basura, o busca el cadáver escondido. El gadget tiene narices, pero por sólo 49,95 dólares lo puedes encontrar en una de nuestras tiendas preferidas.

Actualización: Para quien lo quiera comprar en España, ya está disponible en Planeta Plutón por 99€

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: