web analytics

Cómo grabar la espectacular erupción de un volcán y de paso fundir la GoPro

Un singular sacrificio tecnológico lleva una GoPro al borde de un volcán antes de grabar sus últimas e impresionantes imágenes

Por Juan Castromil ,

Captura-de-pantalla-2014-10-02-a-la(s)-10.36.59

Los sacrificios relacionados con arrojar elementos o personas a los volcanes, para apaciguar a los dioses, ya no están tan de moda como antes. Pero eso no significa que no siga siendo fascinante ver un volcán en erupción. Eso mismo debió de pensar Eric Cheng, un intrépido fotógrafo de naturaleza que ha conseguido grabar unas sorprendentes imágenes del volcán Bardarbunga -en Islandia- en plena acción.

Para ello consiguió los permisos necesarios, condujo durante 15 horas y se acercó lo más posible al volcán. Después montó una cámara de acción, la GoPro Hero 3+ sobre un drone Phantom y lo envió directo a grabar las explosiones de lava desde las alturas. El resultado es realmente genial y ofrece unas imágenes que habrían sido imposibles de conseguir hace tan solo unos años.

Captura-de-pantalla-2014-10-02-a-la(s)-00.40.17

Sin embargo no todos los miembros del equipo volvieron sanos y salvos de la aventura. En una de las expediciones, Cheng dejó de recibir la señal de vídeo de la cámara del drone. A ciegas, decidió traer de vuelta al intrépido cámara robótico para descubrir que la GoPro había sucumbido ante las elevadísimas temperaturas del volcán. Su frontal se había derretido y parte de sus circuitos internos se habían quemado.

La GoPro había muerto en acto de servicio en una especie de sacrificio tecnológico, no sin antes haber capturado suficiente metraje para montar un exclusivo vídeo del volcán escupiendo lava. Afortunadamente esto ocurrió justo un día antes de que el muro de la caldera del volcán cediese y llenase de lava precisamente la misma zona desde la cual Cheng había estado pilotando remotamente el Phantom con la GoPro.

Compartir en: