web analytics

CherryBlossom, así hackea la CIA el router de tu casa

WikiLeaks publica nueva documentación que demuestra la capacidad para hackear routers que se instalan en los hogares y empresas

Por Manu Contreras ,

La agencia de espionaje de EE.UU. podía hackear los routers que se instalan en los hogares o en las empresas para distribuir la conexión a internet a diferentes ordenadores, móviles o tablets. Según la última documentación filtrada por WikiLeaks sobre las capacidades de hacking de la CIA, llevan haciéndolo desde 2012.

Estas filtraciones pertenecen al llamado “Vualt 7”, documentación obtenida por WikiLeaks que ya mostró como al CIA hackeaba televisores Samsung y productos de Apple.

Wikileaks destapa ‘Athena’, el spyware capaz de infiltrarse en todas las versiones de Windows

Comprometiendo la seguridad de un router, se pueden hacer cantidad de cosas. Por ejemplo, el grupo de hackers británico Lizard Squad usó miles de routers con problemas de seguridad para crear una enorme red de routers que servían para tirar servidores ajenos.

Con una vulnerabilidad como “CherryBlossom” en manos de la CIA, permite interceptar todo el tráfico de internet, en esencia leyendo todo lo que se transmita y que no vaya cifrado de extremo a extremo.

Los documentos de la CIA datan de 2012 y se desconoce cuales serán sus capacidades actuales, pero no se descarta que este tipo de ataques e infiltraciones sigan pasando. La seguridad de los routers deja muchísimo que desear.

Existen miles de modelos de routers disponibles en el mercado, pero la CIA habría elegido las marcas y modelos más famosos. Según su documentación se habrían infiltrado en routers de fabricantes como Asus, Belkin, Buffalo, Dell, D-Link, Linksys, Motorola, Netgear, Senao y US Robotics.

Se desconoce si los problemas de seguridad siguen disponibles en routers que datan de 2012 o antes. Por suerte WikiLeaks sólo dispone de documentación y no se han filtrado las herramientas de la CIA.

+ Info | WikiLeaks

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: