web analytics

Luces y sombras de la cámara dual Leica del Huawei P9

Resolvemos algunas dudas existenciales (y otras más reales) sobre la polémica cámara Leica integrada en el Huawei P9

Por Juan Castromil ,

leica huawei

Lo primero que hay que aclarar es que Leica no fabrica la cámara del Huawei P9. De hecho Leica no fabrica sensores de forma que, técnicamente hablando, ni siquiera ella misma fabrica cámaras 100% Leica. Lo que ocurre es que Huawei y Leica han codesarrollado las ópticas de la cámara del P9. Esto traducido viene siendo que Huawei ha puesto las fábricas y Leica la experiencia.

Huawei-p9-lens

Si nos creemos la versión oficial, Huawei y Leica han diseñado conjuntamente la cámara, o mejor dicho las cámaras de este singular móvil. Lo más probable es que Leica se limite a realizar un control de calidad, y es de suponer que Huawei se esforzará en dar lo mejor de sí al fabricar las cámaras, usando sensores de Sony, por cierto. Todo ello con un acuerdo comercial que beneficia a ambas partes. A unos con dinero y a otros con prestigio.

Lo cierto es que Leica vive de las rentas, de vender carísimas ediciones exclusivas y ceder el “sello” Leica a terceros. Algo así ya ocurrió hace casi 10 años cuando comenzó una colaboración con Panasonic que ha dado bastantes buenos resultados en el mundo de las cámaras digitales. Tanto es así que muchas de las cámaras compactas de Leica, son en realidad, idénticas a modelos de Panasonic.

cof

Pero vamos a lo importante. ¿Es tan revolucionaria la idea? Huawei ya hizo un experimento similar con el Honor 6+ que integraba dos cámaras (a color ambas) para mejorar la cantidad de información con la que construían una única foto final. Pero le dieron poca visibilidad al tema y casi nadie se acuerda ya de ello. Ahora en cambio esta resulta ser la prestación estrella, potenciado más aún con un guiño fotográfico materializado en su sensor monocromo.

p9

¿Y los resultados? Pues bien, llegamos a lo más complicado de evaluar y para ello lo hemos comparado con el Galaxy S7 y el iPhone 6S. El sensor monocromo tiene dos funciones. Por un lado aporta información adicional (mayormente un extra de luminosidad) que afecta positivamente al resultado general de las fotos -especialmente en condiciones de poca luz. Por contra la luminosidad f/2.2 de ambos objetivos penaliza esta ventaja. Ojo que no hay que confundir este valor con el diafragma virtual de hasta f/0,9 que es un desenfoque digital para efectos creativos.

IMG_1354 copia

El P9 ofrece un buen nivel de detalle en las capturas, aunque esto solo se percibe en un análisis profundo y siempre comparándolo con otras cámaras de 12 Mpx. Con modelos superiores pierde esta ventaja. Genera una ligera subexposición que da como resultado fotos menos coloridas, pero con un mayor nivel de tonos y matices, especialmente si usamos el modo blanco y negro. Respecto a la fidelidad de color no hay fallos graves, pero no siempre acierta.

IMG_1388

Precisamente el modo blanco y negro, que es la segunda función del sensor extra, es donde podemos encontrar la mayor diferencia. Mientras el resto de los móviles usan un blanco y negro filtrado a partir de una imagen en color, el P9 captura directamente los niveles de luz sin contaminar con filtros RGB. Esto a priori es una ventaja ya que ofrece más detalle, mayor fidelidad y, sobre todo, una mayor densidad de tonos de grises.

Pero aquí nos encontramos que, una vez más, la clave del éxito está en el procesado de la imagen, sobre todo en color. Tanto el iPhone 6S como el Galaxy S7 tienen un procesado que apuesta con el contraste y el colorido, y que es bastante resultón. El Huawei P9 apuesta más por un postprocesado manual, preferiblemente con el archivo RAW (DNG) lo cual hará feliz a muchos fotógrafos, pero no tanto al resto de los usuarios.

Screenshot_2016-04-11-16-46-16

Algunos detalles operativos a mejorar. Al tomar cada foto suena un click como el obturador de una Leica. Este detalle es un buen ejemplo de lo importante que es para el P9 parecer una Leica, aunque casi ninguno de los usuarios haya escuchado en su vida como suena una Leica. Sin embargo, visualmente existe un pequeño retardo entre el momento de pulsar y el momento que parece capturar. No es demasiado problema pero se debería mejorar. Lo mismo puede decirse del desenfoque digital por software que está disponible solo si se hacen fotos a color, pero no en blanco y negro. Si quieren dar un aire artístico a su propuesta monocroma, nada mejor que un buen bokeh (desenfoque). Por último no existe opción de captura en RAW en el modo monocromo, algo bastante irónico para los más aficionados a la fotografía.

En conclusión, afirmar que una cámara es mejor o peor que otra es una tontería. Básicamente porque ninguna cámara es mejor en todo que toda su competencia. Pero si se puede confirmar que Huawei ha dado un paso adelante con el P9 y su cámara dual Leica. Es buena en algunas cosas, es superada por el iPhone 6s o el Galaxy S7 en otras. Pero de media es una cámara muy notable con el extra de la cámara monocroma.

mon

Tampoco hay que olvidar que este tipo de aventuras móvil fotográficas no son nuevas. Zeiss y Nokia llevan años trabajando conjuntamente y lo cierto es que las cámaras de los Nokia/Lumia siempre han destacado por sus buenos resultados. Otra cosa es que la estrategia de su sistema operativo móvil haya sido errónea.

Claro que puestos a buscar renombre fotográfico, Leica, pese a representar la excelencia, es bastante menos conocidas que Nikon o Canon. Es de suponer que ninguno de estos dos grandes quiera saber nada de desarrollar cámaras para móviles. Para ellos son el demonio que les está haciendo perder ventas. Pero sin duda la jugada habría tenido mucho más alcance.

 

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: