web analytics

Así de “sencillo” era enviar un email en 1984

Hace 30 años usar el correo electrónico era de todo menos sencillo, y podía llevar varios minutos completar el envío

Por Juan Castromil ,

Es fácil olvidarse de cómo la tecnología se ha ido infiltrando en nuestras vidas cotidianas de una forma sutil. Pero encontrar documentos retro tecnológicos como este vídeo nos hace ser conscientes por unos segundos del importante salto ocurrido.

En 1984 tener un ordenador en casa era algo poco usual y comunicarse a través de él era más complicado todavía. Era la época donde la información se transmitía mediante diskettes mano a mano. Sin embargo, los Greene (una pareja bastante geek) ya usaban Micronet Prestel, un servicio de información interactivo británico conectados a través de un módem de aquellos que hacían “ruiditos” al conectar y requerían usar la línea telefónica principal para enviar y recibir los datos.

El acceso a este servicio no ser realizaba tecleando una dirección URL, sino marcando un numero de teléfono concreto. Un número para cada servicio/página. El mundo se habría convertido en una pesadilla sino hubiese llegado Tim Berner con su proyecto de la Web. Pero en aquellos prehistóricos momentos, es lo que había.

Captura de pantalla 2016-03-18 a las 15.02.06

Una de las funciones de este servicio era el de enviar mensajes a otros usuarios. El protocolo de comunicación no es el mismo que el del correo electrónico, que años más tarde se expandió por todo el mundo, sino más parecido al sistema de AOL de EE.UU. o Infovia en España, por lo que solo se podía comunicar con gente del mismo servicio. El auténtico email estaba aún restringido a entidades de investigación.

En cualquier caso queda claro que el proceso no era para nada rápido ni sencillo y puede que más de uno haya tenido que vivirlo en primera persona.

+ info | nextweb

Compartir en: