web analytics

Arte tecnológico o luces mágicas

Por Juan Castromil ,

Crean una instalación de 1.301 fluorescentes que se iluminan sólo por estar cerca de un potente campo electromagnético

Que los campos electromagnéticos son capaces de encender a distancia (y sin contacto físico) un fluorescente, es un fenómeno que ya se conocía desde hace tiempo. Pero llevar esto a la categoría de instalación artística es algo más complicado. Sin embargo, eso es precisamente lo que ha hecho Richard Box con 1.301 tubos fluorescentes. Los ha plantado debajo de una torre de alta tensión y la física ha hecho el resto.

El truco reside en que uno de los extremos debe estar “plantado” como toma de tierra y el otro es el que actúa como generador de la diferencia de potencial (voltaje) necesaria para excitar los gases del tubo y que se iluminen. Esta energía se toma literalemente del aire, eso sí, debe ser un ambiente con una fuerte carga de energía electromagnética.

El efecto se aprecia mejor de noche o al atardecer, ya que los tubos no iluminan con toda su potencia, pero en cualquier caso no deja de tener algo de magia. La tecnología tiene estas cosas.

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en: