web analytics

Apple creó el iPhone por venganza contra Microsoft

Steve Jobs decidió crear algo mejor que el TabletPC y terminó revolucionando el mundo de los móviles con el iPhone

Por Juan Castromil ,

Scott Forstall fue uno de las personas más implicadas en el desarrollo del iPhone. Trabajó mano a mano con Steve Jobs y con el equipo de desarrollo. Ahora, cinco años después de su salida de Apple, ha desvelado algunos datos interesantes sobre la creación del iPhone. Pero hay una que destaca por encima del resto. ¿Cual fue la motivación para crear el iPhone? La venganza.

Todo comenzó con un encuentro social en el que un ejecutivo de Microsoft alardeó frente a Steve Jobs del desarrollo de un dispositivo táctil tipo tableta, que se manejaba con un puntero stylus, y que iba a revolucionar el mundo de la informática.

Steve Jobs, que no se caracterizaba por su buen perder, debió de salir muy cabreado de ese encuentro. No solo le fastidiaba la prepotencia de ese tipo y de Microsoft para ‘revolucionar’ el futuro. Por algún motivo tenía un odio especial a los stylus y decidió que Apple lo iba a hacer mejor. Así que inmediatamente se reunió con Forstall y le puso a trabajar en un producto similar: el iPad.

Poco tiempo después Jobs se dio cuenta de que existía un mercado aún más interesante y más necesitado de revoluciones que el de los ordenadores. Así que reorientó el proyecto paralizando el desarrollo de la tableta y centrándolo en algo más pequeño, manejable y cotidiano: un móvil. Había nacido el iPhone.

Más filtraciones del iPhone 8: frontal casi sin marcos

Cabe matizar que el odio de Jobs hacia ese prepotente empleado de Microsoft tal vez no sea el motivo del desarrollo del iPhone, sino más bien el catalizador que enfocó a Jobs hacía su desarrollo final. Sea como ahora ya conocemos algo más sobre la historia del iPhone.

No hay que olvidar que Jobs tenía una cuenta pendiente con Microsoft a la que acusó de copiar el sistema operativo de Mac en el desarrollo de Windows. Aquella batalla la perdió Apple, pero como dice la cita “la venganza es un plato que se sirve frio”. Así que Jobs logró resarcirse de aquella jugarreta casi 30 años después… y en el propio terreno de Microsoft.

Ahora ya sabemos a quién se refería Jobs cuando dijo aquello de “¿Quién necesita un stylus?” en la keynote de presentación del iPhone. El nuevo dispositivo se manejaba con los dedos.

+ info | sai

Compartir en: