web analytics

Europa obligaría a Apple a pagar 13.000 millones de euros en impuestos

La investigación de la Comisión Europea por los tratos de Irlanda con algunas grandes empresas podría obligar a gigantes como Apple a pagar impuestos atrasados

Por Manu Contreras ,

Tim Cook

La Comisión Europea lleva investigando a Irlanda durante años por los tratos que ha conseguido con grandes empresas al ofrecer mejores condiciones fiscales. Y se está mirando en particular a Apple como una de las empresas más perjudicadas. Finalmente, la Comisión Europea ha hecho oficial que Irlanda tendrá que recuperar los millones de euros que no ha pedido a Apple.

Google, Microsoft o Amazon son otros ejemplos de grandes empresas tecnológicas que usan países proxy dentro de la propia Unión Europea para pagar menos impuestos. Pero según informó Reuters, la Comisión estaría lista para dar un veredicto ante las decisiones de Irlanda, donde Apple podría que pagar hasta 13.000 millones de euros (más intereses) en concepto de impuestos atrasados que Irlanda se debe encargar de recuperar.

La Comisión Europea ha llegado a la conclusión de que Irlanda otorgó ventajas fiscales indebidas a la empresa Apple por valor de hasta 13 000 millones EUR. Con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de la UE, esta práctica es ilegal ya que ha permitido a Apple pagar muchos menos impuestos que otras empresas. Irlanda deberá proceder ahora a la recuperación de la ayuda ilegal.

Ahora es Irlanda quien deberá recurrir la decisión de la Comisión, pero de ser desestimada, Apple y otras grandes se enfrentarían a un pago multimillonario.

Sede central de Apple en Cupertino, California

Sede central de Apple en Cupertino, California

En un principio se comentó en 19.000 millones de dólares, cantidad estimada por analistas de J.P. Morgan ante los tratos que Apple firmó con Irlanda en 1991 y en su ratificación en 2007. Apple opera con tres empresas diferentes en Europa: Apple Operations International, Apples Sales International y Apple Operations Europe, separando negocios según sus servicios, tiendas físicas o movimientos de grupo.

Dada la situación en Europa, la empresa que dirige Tim Cook lleva meses haciendo algunos anuncios para aliviar la tensión con algunos países miembros. En concreto, se construirá grandes centros de datos en Irlanda y en Dinamarca (donde el precio de la energía es menor), además de abrir un nuevo un centro para desarrolladores en Italia.

Apple tiene una brecha abierta con el senado de EE.UU. ante acusaciones de lo poco que pagan en impuestos de las ganancias que hacen en el extranjero.

Tim Cook ya se hizo eco de estas declaraciones y declaró en el programa 60 Minutes sobre cómo se trataban de ataques políticos. Según el CEO, Apple no trae de vuelta sus ganancias en otros países porque le costaría el 40% en impuestos, algo que la empresa no se puede permitir.

La respuesta de Apple

En una carta firmada por el CEO de Apple Tim Cook, se puede leer la historia de Apple con Irlanda, en concreto con la ciudad de Cork, donde está su sede.

Steve Jobs y otros altos directivos de Apple eligieron esta ciudad para instalar su sede europea en 1980. Desde entonces se han visto pasar muchos productos, altibajos y grandes crisis que casi dejan a Apple en la bancarrota. Pero Cook muestra en su cara la cara amable de la empresa en Irlanda.

En aquellos años Cork sufría una alta tasa de desempleo y un volumen de inversiones económicas extremadamente bajo. Sin embargo, la dirección de Apple supo ver un lugar rico en talento, capaz de crecer con la empresa si esta alcanzaba el éxito que esperaba.

Pero acerca de la decisión de la Comisión Europea, Cook desmiente el trato preferente que el gobierno Irlandés pudo darle.

La Comisión Europea ha iniciado una campaña para reescribir la historia de Apple en Europa, ignorar las leyes fiscales de Irlanda y de paso cambiar radicalmente el sistema internacional en materia tributaria. La opinión emitida el 30 de agosto alega que Irlanda concedió a Apple un tratamiento fiscal especial. Esta afirmación no tiene fundamento ni en los hechos ni en las leyes.

+ Info | Europa, AppleFinancial Times

Compartir en:

Últimos vídeos