web analytics

Android Wear 2.0, los smartwatches se divorcian del smartphone

Las mejoras del nuevo Wear 2.0 afectan a la independencia de conexión, la escritura de mensajes y el seguimiento de actividad

Por Juan Castromil ,

Hace ya tiempo que Android presentó su primera versión del sistema operativo para relojes inteligentes Android Wear. Y ayer en Google I/O hubo novedades al respecto. Un paquete de mejoras, escasas pero significativas, que han permitido evolucionar a Wear hasta la versión 2.0.

wear 22

La más destacable sin duda ha sido la opción de que los próximos smartwatches se independicen de la conexión con el móvil. Algo que hoy en día es casi obligatorio para cualquier modelo -incluso para el Watch de Apple-. En la anterior actualización se abrió la puerta a la conexión WiFi independiente, pero ahora se podrá tener y gestionar por completo una conexión de datos celular propia, bien por SIM o por eSIM.

Otra novedad a tener en cuenta es la extraña apuesta por un miniteclado en pantalla. Algo  aparentemente poco funcional, pero que Google piensa que puede ayudar a potenciar la comunicación. En la misma línea Wear 2.0 integrará un sistema de reconocimiento de escritura gracias al cual se pueden reconocer trazos sobre la pantalla táctil y convertirlos en letras que formen palabras y, básicamente, escribir pequeño textos manuscritos directamente sobre el reloj.

wear 26

Por ultimo también han anunciado la mejora en el seguimiento de la actividad física, tanto en su medida como en la integración y uso de estos datos tanto para mejorar el rendimiento como para detectar problemas de salud.

Puedes seguirnos en Twitter, Facebook y en Instagram.

Compartir en:

  • Edgar Chaparro

    Google debería enfocarse en un programa de voz a texto de alta eficiencia en vez de perder el tiempo en teclados para pantallas tan pequeñas.

  • El principal problema para la independencia entre smartphone y smartwatch son las trabas que ponen las operadoras a la implantación de la eSIM. Les interesa tener bien agarrados a sus clientes con una tarjeta SIM física para complicar un poco más la portabilidad y que no sea sencillo cambiarse de compañía.

    Por otro lado, los fabricantes quieren evitar poner ranuras para la tarjeta SIM porque compromete la impermeabilidad del reloj. Y es que algo que llevas en la muñeca es muy probable que acabe en algún momento bajo el agua. Por eso sólo los fabricantes de “smartwatch económicos” incorporan la ranura de la tarjeta SIM, intentando quedarse con esa parte del mercado.

    A principios de 2016 empezaron por fin las pruebas de dispositivos con eSIM en la UE (primero en Alemania y luego se irá extendiendo). Una vez que se normalice su uso, veremos más smartphone y smartwatch con eSIM y habrá un salto en las ventas de relojes inteligentes.

  • Pingback: Google estrenará Android Wear 2.0 con su propia gama de smartwatches | Clipset()

  • alex

    me justa

  • Pingback: LG Watch Sport y Style, los nuevos smartwatches estrenan Android Wear 2.0 | Clipset()