web analytics

5 razones para llevarte el Kindle a la playa

Para la lectura veraniega nada mejor que un libro electrónico

Por Carolina Denia ,

Seguro que muchos de vosotros ya lo habéis hecho, pero esta es la primera vez que me he llevado el Kindle a la playa y no me ha podido gustar más la experiencia. Estos son cinco motivos para dejarte los libros de papel en casa y hacerte con un Kindle para el verano…

  1. Peso y espacio: Aunque este es el motivo principal de muchos para tener un libro eléctronico en casa, cuando nos vamos de vacaciones, este tema toma mucho más sentido. Hacemos la maleta como por arte de Tetris y al final dejamos lo que más pesa y lo que más abulta, los libros. Y es que el verano es el momento ideal para leerse más de 5 libros seguidos entre tapa y tapa. En el Kindle podemos tener muchos más libros que esos y si uno nos aburre podemos pasar al siguiente. Todo ello en 170 gramos, algo que tu bolsa de playa también agradecerá.
  2. Posición en la tumbona: De todos es sabido que un libro es mejor sujetarlo con las dos manos, es más, con manos. Un Kindle lo puedes dejar encima de la toalla y tocarlo sólo cuando vayas a pasar la página. No se vuelan las hojas, no cansa sujetarlo si fuese necesario, y te permite diferentes posturas para tomar el sol.
  3. Se ve perfectamente al sol: Con luz solar directa el Kindle se ve perfectamente. Nada de reflejos ni de deslumbramientos. Perfecto para leer bajo la sombrilla o sin ella gracias a que usan tinta electrónica. No te olvides de que hay algunas marcas que venden como libro electrónico dispositivos con pantallas que no son eInk. Pero eso no tiene nada que ver, y se ven mal al sol.
  4. Siempre en la página en la que estabas: No tienes que buscar el marcapáginas, ni doblar la esquinita de papel (que a mí es algo que me pone de los nervios). Es más ni siquiera te tienes que molestar en cerrar el libro. Se queda en la última página que estabas leyendo e incluso puedes hacer anotaciones sin tener a mano un boli.
  5. Bajo consumo: A pesar de ser un gadget que necesita ser recargado, el Kindle al usar tinta electrónica consume muy poco. La tinta electrónica sólo consume batería cuando se cambia de página y hace que se refresque. También si tienes puesto WiFi o 3G, pero sin eso conectado, una recarga te puede durar 2 semanas de bastante lectura playera.

Por contra tenemos la pega de que cada libro para un eBook cuesta más dinero a veces que uno de papel, entre otras cosas porque tiene más IVA. También tienes que recargarlo aunque te puede durar una carga todas las vacaciones.

Os he hablado de Kindle porque es el que me he traído de vacaciones, pero se puede aplicar a la mayoría de  libros de tinta electrónica. Unos son más rápidos que otros, más pesados o ligeros, pero en general se puede aplicar lo mismo.

Por cierto podéis echar un ojo al análisis que hicimos del Kindle en un Videorama

Compartir en:

  • dirty fingers

    Estoy pensando en una forma delicada y elegante para decir que este publicación es la peor porquería que leí desde que empezo el año pero no la encuentro… supongo que hoy tengo tan poca inspiración y talento como el autor el día que lo escribió.

  • sergio

    Si soy sincero yo no suelo leer en la playa, si estoy en la playa es para bañarme, nadar, andar, correr, hacer deporte, de todo menos leer. Pero si fuera a leer no me llevaría un Kindle sino un libro en condiciones.

    Un Saludo